domingo, 22 de agosto de 2010

En sueños

A Diego

En el sueño tengo unos zapatos de taco altísimos y no puedo caminar con ellos. Ando torpemente por un pasillo angosto, agarrándome de las paredes para no caerme. Cuando llego al final, es de noche y él está sentado en el suelo, en un lugar enorme cubierto de piedras. Se levanta y viene hacia mí, me saca los zapatos y los deja a un costado. Entonces lo abrazo fuerte un rato largo, un poco agradeciendo pero mucho más porque sé que su dolor no es un sueño y porque no encuentro otra manera de acompañar tanta tristeza.

miércoles, 4 de agosto de 2010

Cosas / lindas / que pasan (iii)

Un perro vagabundo y rechoncho duerme panza arriba, las cuatro patas extendidas, llenándose de sol. Lo miro un rato largo, junto un poco de tibieza.

Un chico camina detrás de mí silbando I'm only sleeping. Y esa canción no me suelta más.

En la esquina, una pareja se detiene para esperar el semáforo. Van conversando. Él le pregunta: ¿qué es el ser? Ella se queda en silencio. Eso: un silencio.

Dice el libro sobre mi mesa que las potencialidades de los hombres y las cosas no se agotan en las formas y relaciones dadas con las que puedan aparecer en la realidad. Le creo.

Todo eso, un día cualquiera, hoy.