martes, 28 de abril de 2009

Llamada


"Pasaba poco de las cinco cuando sonó el timbre. Un toque leve, como de pasada, que precisamente hizo correr a Raimundo a la puerta como si tuviese miedo de que fuese una vez para nunca más, sólo en la sinfonía de Beethoven el destino llama y vuelve a llamar, en la vida no es así, hay ocasiones en las que tuvimos la impresión de que alguien estaba esperando fuera y cuando fuimos a ver no había nadie, y en otras llegamos sólo un segundo tarde, la diferencia es que, en este caso, aún podemos preguntarnos, Quién habrá sido, y pasarnos el resto de la vida soñando con eso.
Raimundo Silva no necesitará soñar. María Sara está allí, en el umbral, y entra."


José Saramago. Historia del cerco de Lisboa

lunes, 27 de abril de 2009

Esperanza


De Rep, hoy en Página 12.

Turandot


Fui a verla una vez más, sólo para escuchar
que todo florecerá, todo resplandecerá
se disipará la noche
y al alba venceré.

sábado, 25 de abril de 2009

Hola?


Te acordás de esta foto? de ese regalo?
En ese momento peleábamos por tenerlo, para hablar con alguien imaginario.
Ahora ya no peleamos, y él nos ayuda a contarnos cosas, a retarnos, a reírnos, para volver a estar así de cerca.
¿Podré tirarte de la oreja por teléfono?

Feliz cumpleaños.

martes, 21 de abril de 2009

Imperdonable


A veces Cupido se equivoca. Por distraído, por ansioso, por causa del viento, quién sabe...
Así es como nacen los desamores y los amores no correspondidos.
Algunas veces dos equivocaciones se juntan y neutralizan el efecto.
Otras no.
Y vivimos tratando de arrancarnos la flecha.

lunes, 20 de abril de 2009

Sorpresas


"Porto poroto con latidos propios". Así decía el mensaje de texto.

La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida.

Con vos eligió la manera más linda.

viernes, 17 de abril de 2009

Fiesta


Tomar un helado, para mí de americana y de lo primero que salga debajo de esa tapa, heladero, pero americana seguro. Y no en cucurucho dulce sino en esos vasitos de oblea común, que quedan tan ricos con el helado.

Inventar una canción completa, dedicada para vos, y cantártela despacito aunque no puedas escucharla.

Entrar en una librería y comprar esos libros que me llamen desde los estantes, con un susurro, a leerlos.

Tejer, todos los días un poco, sin apuro. Mirar como nace la trama, como cada punto ayuda, como se convierte en un mensaje. Terminarla. Mirarla de nuevo. Y sonreir.

Caminar por las calles más lindas de Córdoba: i) la Cañada, bordeando las intrincadas formas de las tipas que le dan sombra y compañía; ii) 9 de julio desde Jujuy al centro, bajo el cielo rosa y naranja de las santa ritas; ii) el pasaje Santa Catalina, dejando que la historia diga todas las palabras.

Nadar. Hasta perder el aire y las ideas. Hasta que sólo quede espíritu y agua.

Hablarte mentalmente: ¿estás bien?, que tengas un hermoso día. Buscarte, pensarte hasta no dar más. Encontrarte en el camino.

Vagar por el campo, sin rumbo, a la tardecita. Sentir caer el cielo encima. El espectáculo de los colores que se apagan: el rojo de la verbena, el azul de la alfalfa, el lila de los cardos.

Saludar a cada perro vagabundo: hola pichino, sos lindo, ¿no? Los perros de la ciudad conocen a todo el mundo, y les basta una mirada cariñosa para saber que sus viejos amigos no los han olvidado.

Para convertir un día en una fiesta.

jueves, 16 de abril de 2009

Cacerolas en fuga



Los platos, cacerolas, vasos, tazas y demás utensilios de mi cocina están tramando algo.

De a poco se van amontonando, uno sobre otro, formando una verdadera montaña. Parece algo inestable, pero resisten.

Creo que se dirigen a la puerta.

Y que una mañana me levantaré, y se habrán ido...

lunes, 13 de abril de 2009

Huida


Si me subo,
serán capaces de llevarme
lo suficientemente lejos?

jueves, 9 de abril de 2009

Perfume y color


Más de setenta balcones en esta ciudad.
Y una flor.

miércoles, 8 de abril de 2009

Dejate llevar

Contra todo lo que normalmente se cree, aprender a nadar con teoría y práctica es un esfuerzo más mental que físico.

Cada clase de natación exige a mis neuronas el equivalente a un análisis exhaustivo de la teoría de los agujeros negros: hacer una "s" debajo del agua, tocar la cadera, estirar el brazo, rozar la axila, arquear el cuerpo, tomar aire cada dos brazadas, todo casi simultáneamente.

Hoy faltó la profesora.

Nadé como pude, como quise, intuitivamente. Me dejé llevar por el agua, flotando, dejando que los brazos, las piernas y los pulmones hagan lo suyo. Y me fue mejor de lo que esperaba.

A veces es mejor no pensar y confiar en el impulso interior.

El agua sabe como llevarte.

lunes, 6 de abril de 2009

Dos cosas



Cada uno piense cuáles son.

viernes, 3 de abril de 2009

Sueños de Paloma dormida (ii)

Tuve el mismo sueño. El de siempre, aunque distinto. Esta vez estabas triste.

Me mirabas desde lejos sin hablarme, con esa mirada tuya llena de tristeza. A mí no me salían las palabras. Sólo nos mirábamos, en un sueño interminable que dolía.

Me desperté con ganas de abrazarte.

Después de eso, el día fue una sucesión de horas perdidas.

jueves, 2 de abril de 2009

Milk


Anoche vi "Milk", la última película de Gus Van Sant que presenta la lucha política de Harvey Milk, el primer homosexual abiertamente declarado que fue elegido en un cargo público en Estados Unidos. La figura de Milk representa la lucha del movimiento gay en los '70 por la defensa de los derechos más elementales (a trabajar por ejemplo) frente a las medidas represivas del Estado, impulsadas por los sectores conservadores de la sociedad.

Me gustó, pese al final anticipado, un par de escenas que sobran y un enfoque más anecdótico que analítico.

El mensaje es bien claro, y sigue siendo tan vigente como entonces. Sin movilización, sin organización, sin lucha pública los derechos son una declaración muerta, que puede ser ignorada en cualquier momento. Los caminos institucionales no son suficientes. Hay que luchar.

Me gustó porque es un mensaje de esperanza, puesto en la lucha colectiva.

Sin esperanzas, la vida no vale la pena.